/head>
Suscríbete a grahasta
 

La gratitud (cuento)

Un famoso productor de pelí­culas de Hollywood estaba ocupado en la selección del protagonista de su próximo film y se encontraba al borde de la frustración porque ninguno de los actores que se habí­an presentado hasta entonces parecí­an satisfacerlo completamente. De repente entró al foro un joven mensajero, entregó su mensaje y se despidió con una sonrisa.

El productor registró toda la escena desde la distancia, en silencio. Llamó a su asistente y le ordenó que alcanzase al joven mensajero y lo hiciese regresar.

- Ya tengo al próximo protagonista – aseguró.

Sus compañeros lo miraron incrédulos. Al casting se habí­an presentado actores de renombre, algunos ya consagrados y, sin embargo, este productor se veí­a entusiasmado por un joven mensajero ¡al que ni siquiera le habí­an tomado una prueba de actuación!

- ¿Está seguro? – le preguntaron, incrédulos.

- Señores, ¡esa sonrisa que acabo de ver vale un millón de dólares! Y no estoy dispuesto a perderla – les dijo, como dando por finalizada la discusión.

Mientras tanto su asistente habí­a dado alcance al joven mensajero, pero tuvo que esforzarse en convencerlo de que no estaba bromeando cuando le dijo que un productor de pelí­culas lo habí­a hecho buscar.

Aquel joven habí­a tomado el puesto de mensajero porque era lo único que pudo conseguir para estar cerca de su í­ntimo sueño de ser actor de cine.

Un par de años atrás habí­a atravesado todo el paí­s de costa a costa, desde New Jersey hasta California persiguiendo su ilusión de dedicarse a la actuación.

Hasta ese dí­a sólo habí­a conseguido pequeños papeles secundarios en pelí­culas de muy bajo presupuesto y apenas habí­a logrado juntar el dinero necesario para cubrir las lecciones de actuación que estaba tomando.

Ahora, el productor y el mensajero estaban frente a frente.
El primero le explicaba al segundo cual era su convicción y el segundo no podí­a creer lo que oí­a. Se estaba reponiendo del shock justo cuando llegaron a la parte donde debí­an acordar el salario.

- Te pagaremos 11.000 dólares – dijo el productor.

No estaba mal por un par de semanas de trabajo, pero el joven mensajero estaba recién divorciado y tení­a una pequeña hija a quien pasarle su pensión de alimentos, por lo que tomó coraje, abrazó al productor y, para que nadie
más notara que estaba rogando un aumento le dijo al oí­do:

- ¿Podrí­an ser 11.500? Por favor, tengo una hija pequeña a quien alimentar.

- Hijo, ¡entonces serán 12.500!

- ¡Gracias! ¡Muchas gracias! ¡Jamás me olvidaré de esto!- le prometió el mensajero al oí­do.

Con las vueltas de la vida, se convirtieron en amigos entrañables.

Aquel productor arriesgado, más tarde, cayó en desgracia, mientras que el mensajero dueño de la sonrisa del millón de dólares se convirtió en un gran actor, muy afamado.

Estando en ese punto bajo de su vida, el productor recibió un llamado del ahora consagrado actor invitándolo a que lo acompañara a la próxima entrega de los premios de la Academia , los Oscares, al que habí­a sido nuevamente

nominado. El productor no querí­a ir. La última vez que habí­a asistido a esa gala una de sus pelí­culas competí­a en varias categorí­as, ésta vez sin embargo, casi nadie recordaba su nombre. Casi nadie.

Su amigo, el mensajero que habí­a prometido NO OLVIDARSE JAMíS, estaba cumpliendo su palabra. – Quiero que camines esa alfombra roja a mi lado – le habí­a dicho por teléfono.

Esa noche, después de la ceremonia, en el baile que ofrece la Academia para homenajear a todos los nominados y los ganadores, el actor caminó mesa por mesa con su mano apoyada en el hombro del desafortunado productor como para devolverle la confianza en sí­ mismo, diciendo a quien quisiera escucharlo:

- Este es el mejor productor que hay en la industria, él es mi amigo.

El productor recuerda esa noche como uno de los mejores momentos de su vida.

Sólo uno de los mejores, porque hubo otros.

En otra ocasión, el productor sufrió un derrame que lo llevó directo al hospital.

Una noche, mientras aún permanecí­a en la Unidad de Cuidados Intensivos, vio a su amigo, al afamado actor parado en la puerta con su sonrisa del millón de dólares instalada en su rostro.

- Vas a estar muy bien. Muy pronto – le dijo.

Dos enfermeras y un encargado de seguridad llegaron hasta ahí­ y le ordenaron que abandonara el lugar.

- Ud. puede ser muy famoso afuera, pero aquí­ dentro hay reglas que TODOS deben respetar, ¡y en este lugar NO se puede estar!’ – le gritaron.

El actor, lejos de intimidarse, miró a su amigo convaleciente y guiñándole un ojo le dijo: Regreso en veinte minutos.

Exactamente en ese tiempo regresó su amigo con veinte pizzas, se sentó con las enfermeras, los que hací­an la limpieza y los encargados de seguridad y las compartió con todos ellos.

Aquel consagrado actor, famoso mundialmente, en lugar de estar en un lugar glamoroso, disfrutando de las regalí­as de su vida privilegiada, estaba allí­, una noche, compartiendo una pizza con trabajadores anónimos para poder ganarse el derecho de estar al lado de su amigo, simplemente cumpliendo su palabra. Al rato, naturalmente, lo dejaron ingresar.

- ‘Vas a estar muy bien. Muy pronto’ – repitió – â€˜Aún te queda mucho por hacer’.

Ese es otro de los momentos más imborrables de la vida de este productor de Hollywood.

El otro momento inolvidable que a este productor le fascina mencionar es el siguiente: Cuando la vida lo golpeó fuerte, este productor tuvo que tomar una de las decisiones más tristes de su vida: Vender su hermosa mansión, donde habí­a vivido por casi veinte años. Sin embargo, cuando la rueda de la vida completó el giro, la fortuna comenzó a sonreí­rle nuevamente y sus producciones comenzaron a figurar entre las más exitosas sintió que una excelente manera de completar el ciclo era recuperar su añorada mansión.

Se comunicó con el nuevo dueño varias veces, pero éste, un acaudalado francés, presidente de una gran compañí­a, que residí­a en Montecarlo, se negaba sistemáticamente.

Un dí­a, compartió esa frustración con su amigo, el dueño de la sonrisa del millón de dólares.

Al tiempo, el millonario francés, el nuevo dueño de la mansión finalmente accedió a venderle la propiedad al productor.

Cuando éste reingresó por primera vez a su mansión, se encontró con un dibujo de su amigo actor que decí­a: ‘De vuelta en casa. Hermoso.’

El ahora nuevamente afamado productor, cuando encontró la ocasión, le preguntó si tení­a algo que ver con el cambio de opinión del francés y el actor le confesó que sí­, que habí­a volado a Montecarlo, pidió hablar con el multimillonario y éste accedió a atenderlo sólo por quince minutos,
¡mientras se afeitaba!

Allí­ estaba este actor, igualmente multimillonario, mundialmente reconocido, en el baño con un desconocido rogándole que le regresara su mansión a la persona que le habí­a dado su primer trabajo importante como actor.

En determinado momento se arrodilló y le pidió por favor que accediera a su pedido. El francés no terminaba de entender la situación por lo que le preguntó:

- ¿Ud. me está diciendo que voló desde su casa hasta aquí­ SOLO para pedirme que le venda mi casa a su amigo?

- Eso es exactamente lo que estoy haciendo. – contestó el actor.

- Prometo pensarlo. – dijo.

Ya era un avance.

Durante todo ese verano el multimillonario francés confió a sus amistades que habí­a tenido de rodillas en su baño a éste consagradí­simo actor.

í‰l cumplió su palabra. Jamás se olvidó. í‰l es mucho más que un amigo, él es parte de mi alma – dice hoy el productor.

El productor es Robert Evans.

El actor, es el que más veces ha sido nominado, 12 veces al Oscar en la historia. Ganador en 3 ocasiones. Tiene el salario más alto de Hollywood. Posee una de las colecciones privadas de arte más valiosas del mundo (varios Renoir, Van Gogh ¡y hasta un Picasso colgado en el baño!).

Su fortuna está valuada en más de mil doscientos millones de dólares.

Sin embargo, sus amigos coinciden en que su posesión de más valor, es su palabra.

Su nombre: Jack Nicholson.

‘ La Gratitud es una carga muy pesada de llevar a cuestas’. Aquí­ se confirma que la excepción hace la regla.

Todos los comentarios son moderados, SI EL COMENTARIO NO ES APROPIADO NO SERA PUBLICADO

117 comentarios para “La gratitud (cuento)”

  • Amparito:

    esta muy bonito, eso es verdad, a veces nos olvidamos de quien no deberiamos, pero hay que recordar siempre que Dios esta con nosotros y que nunca nos desampara. esta precioso este mensaje. muchas gracias prof.

  • Norma:

    ¡¡¡¡¡¡¡ Que lindo, y que bonita amistad, (la verdadera y de los sentimientos puros !!!!!!

    Norma.

  • ELIZABETH:

    que historia tan hermosa ojala en el mundo existieran mas personas dispuestas a agradecer

  • martin perez:

    asi deberiamos actuar siendo agradecidos con quienes n x momentos de nuestra vida nos brindan su apoyo desinteresado pero no se porque razon se nos endurece el corazon para tenderle la mano cuando el amigo a caido.saludos y mis respetos para este actor de verdad.

  • isabel:

    Esta historia esta linda, ojala muchas personas la lean, y reflexionen sobre lo que es la gratitud. estos amigos dan una bella muestra de lo que es la amistad y la gratitud.la gratitud es un don que todo el mundo deberia tener.

  • Claudia Lilian:

    Precioso cuento…. La gratitud…. Que bonito es ser agradecido…. Dar gracias por todo y en todo momento es un Don Divino..Por eso gracias profesora por recordarnos que en la vida hay que reconocer a aquellos que nos han ayudado…. Gracias con cariño Claudia (Colombia)

  • realmente hermoso esto nos debe de servir para noolvidarnos de todos aquellos que en algun momento nos ayudaron y por x razon nos olvidamos. y darle gracias a DIOS por todo los que nos da todos los dias de nuestras vidas, lo mucho o poco pero darle siempre gracias por la viday salud, por la familia, el trabajo por todo. la gratitud es un sentimiento que debemos tener todo el ser humano y reflexionar lo que es la gratitud y ser siempre agradecidos.

  • lety:

    QUE BONITO, LA VERDAD ES QUE LAGRATITUD ES ALGO TAN VALISO QUE NUNCA DEBEMOS DE OLVIAR Y DEBEMOS SER AGRADECIDOS, CON TODO LO QUE DIOS NOS DA, FELICIDADES Y TE MANDO UN UNIVERSO LLENO DE ENERGIA POSITIVA, BYE

  • lety:

    Muchas gracias profesora grahasta por compartir con nosotros este hermoso cuento, la verdad es que nunca debemos olvidar ser agradecidos, darle gracias a Dios todo poderoso, portodo lo que nos da dia con dia felicidades y gracias

  • nuria:

    ES FASCINANTE QUE TODAVIA EXISTAN PERSONAS QUE VALOREN LA AMISTAD Y LA GRATITUD.PARECE SER QUE NO TODO ESTA PERDIDO.PIDO A DIOS QUE EN MI CAMINO ME PUEDA ENCONTRAR PERSONAS CON ESTA CALIDAD HUMANA.SON EL SOPLO DE AIRE FRESCO Y PURO QUE CONTRASTA CON TANTAS GUERRAS DE PODER, DINERO Y MALDAD.
    GRACIAS PROFESORA GRAHASTA POR EL RATITO EXCELENTE QUE PASE LEYENDO SU NARRACION DE LA GRATITUD.
    SALUDOS,Núria

  • ani:

    increoble!! que historia más bonita y lo sorprendete es ver también quien era el protagonista de esto. Que importante es la gratitud y no olvidarse de quien ha estado en los peores momentos de nuestra vida para echarnos unas mano, seguro que ellos necesitarán también nuestra ayuda en el momento que menos lo esperemos

  • shirley navas:

    Que historia tan bonita Profesora, si ud. no nos la comparte dificilmente yo la hubiera leí­do en otro lugar, una verdadera muestra de gratitud.

  • isabel duran:

    ES PRECIOSO, DA GUSTO COMPARTIR ESE ARTICULO.

  • mary del valle:

    es una carga muy pesada la gratitud pero a la vez es muy lindo el saber agradecer a la vida las oportunidades que nos dan gracias por saber agradecer

  • Rosario:

    Definitivamente con esta historia nos muestras la gratitud que tuvo este famosisimo actor con su productor pero tambien nos enseña a la gran amistad que hubo entre los dos este señor demostró que fue un amigo muy grato con quien lo ayudó en los momentos q el necesito mucho nunca lo olvidó y eso debemos tener siempre presente en nuestras vidas.

  • clo:

    que historia profe!!!!!!!!!
    besotes

  • Francisco:

    Que buena leccion, nos da este relato, lo primero y principal es cumplir con la palabra empeñada, eso es suficiente para que Dios cumpla lo que le promete a los humanos, es decir, una buena persona que hace el bien al projimo es un alma del mismo Dios.

  • ARACELI:

    MUY BELLO EL CUENTO, MUCHAS VECES NOS OLVIDAMOS DE SER AGRADECIDOS, CUANDO TENEMOS UN PROBLEMA PEDIMOS PEDIMOS, CUANDO SE RESUELVE, NOS OLVIDAMOS DE DAR LAS GRACIAS.

  • james:

    como siempre unaq gran enseñanza y com dijo un amigo gratitud y bendiciones

  • sI YA ME CAIA SUPER BIEN jACK nICHOLSON, AHORA LO ADMIRO COMO PERSONA.

  • ZULMIS:

    MUY BONITA LA HISTORIA Y SOBRE TODO LA ENSEÑANZA QUE NOS DEJA, NO OLVIDAR AQUELLAS PERSONAS QUE HAN SIDO IMPORTATES EN NUESTRAS VIDAS Y QUE HAN CONTRIBUIDO A QUE SEAMOS MEJORES PERSONAS.

  • juby g.:

    que bello…gracias por compartirla profe, en ocaciones ns olvidamos de ser agradecidos cn los que ns han tendido la mano…que linda historia y buen corazon el de ese hombre-

  • Gady Elena:

    Que precioso, muy linda enseñanza, aprovecho de la oportunidad para agradecer a todas las personas que en algun momento d emi vida, me ayudaron, me apoyaron y me hicieron saber cuan importante era, por su sonrisa, gracias, a mis hermanos, a mi familia, a mis hijos y a m esposo. Gracias a Dios por tener todo lo que tengo, y por convertirme en una mejor persona cada dí­a.
    Gady Elena

  • stella:

    Es una buena enseñanza, que todas las personas, sobre todo las que más poseen deben hacer, siempre hay que ser agradecido en la vida, como lo es este gran actor.-

  • lorna:

    es hermoso que existan verdaderas historis de amistad,gratitud hacia aquellos que un dia nos dieran las manos para poder avanzar en la vida y que cuando estamos sumidos en problemas se acuerden de lo que hicieron por ellos y no den vuelta la cara a un amigo.que dios bendiga a personas tan humildes por sobre todo

  • Paula:

    Ay que bonito!!!!, hay que ser agradecidos, con Dios, con la vida y con la gente que desinteresadamente nos tiende la mano en los momentos difí­ciles.

  • guillilla:

    me encanto, me encanto
    graciasss!!!!

  • pilar:

    BONITO CUENTO ME GUSTO MUCHO

  • NORA ANDRADE:

    muy bonito asi es la verdadera amistad,hay que agradecer lo que recibimos y no hay que olvidar quien nos lo hizo como dice el dicho ayudame que te ayudare

  • isabel duran:

    SIEMPRE DEBEMOS SER AGRACECIDOS.

  • isabel duran:

    NUNCA OLVIDEMOS LOS FAVORES.

  • isabel duran:

    CUANDO ALGUIEN NECESITE DE TI, DALE LA MANOS SIN PEDIR NADA A CAMBIO.

  • isabel duran:

    SOBRE TODO DALE GRACIAS A DIOS POR TODO.

  • isabel duran:

    NO HAGAS NADA ESPEANDO ALGO A CAMBIO.

  • isabel duran:

    AMA TODO A TU ALREDEDOR, QUE LA RECOMPENSA VENDRA.

  • isabel duran:

    ESPERA EL SEÑOR TIENE TODO EN SUS MANOS

  • isabel Durán:

    MUY LINDO Y POSITIVO.

  • mary del valle:

    es algo muy lindo el saber agradecer

  • nora andrade:

    La práctica de la Gratitud no le exige que censure sus percepciones, sus opiniones, sus sentimientos ni sus recuerdos, ni que los edulcore.

  • nora andrade:

    La práctica de la Gratitud no le exige que corte sus percepciones del mundo a la medida de las especificaciones que yo le propongo.

  • nora andrade:

    La práctica de la Gratitud no le exige ver siempre jardines y no ver nunca cosas desagradables.

  • nora andrade:

    Cuando practicamos la Gratitud, recordamos con toda la frecuencia que nos sea posible que el mundo es una sucesión interminable de estí­mulos ambiguos, una sucesión interminable de manchas de tinta. Siempre tenemos la posibilidad de volver a mirar. A veces, cuando usted vuelva a mirar, encontrará algo de lo que estar agradecido, algo que podrí­a habérsele pasado por alto de otra modo. Esto le sucederá con mayor frecuencia si hace sitio para la Gratitud en su corazón y le da la bienvenida.

  • nora andrade:

    La Gratitud siempre es un podrí­a, nunca un deberí­a. La diferencia entre “usted deberí­a practicar la Gratitud” y “usted podrí­a practicar la Gratitud” es semejante a la diferencia entre “debes comer helados” y “puedes comer helados”.

  • nora andrade:

    El significado corriente de la palabra Gratitud es un sentimiento agradable, a la vez que tierno, de calor, de simpatí­a y de deuda hacia otra persona porque esa persona nos ha tratado con una amabilidad o con una generosidad inesperada. Algunas veces el sentimiento de Gratitud es más sutil.

  • nora andrade:

    La Gratitud verdadera no se puede forzar nunca. Intentar con todas nuestras fuerzas sentir Gratitud serí­a como intentar con todas nuestras fuerzas quedarnos dormidos o enamorados. Cuanto más ahí­nco ponemos por estar agradecidos, más evasiva se vuelve la vivencia

  • nora andrade:

    Cuando usted haya comprendido la Gratitud y su relación con los instintos, las posibilidades para la práctica de la gratitud pueden parecerle abrumadoramente densas y numerosas. Para evitar sentirse abrumado

  • nora andrade:

    Practique la Gratitud por la comida que come, ya sea especial o rutinaria. No cambie su alimentación habitual.

  • nora andrade:

    Practique la Gratitud por el hecho de tener una casa, un apartamento o una tienda que lo abriga de los elementos. Practique la Gratitud por la comodidad que le ofrece.

  • nora andrade:

    Practique la Gratitud por las personas que lo aman o que lo aprecian. No se preocupe de cuántas sean ni de lo agradables o atractivas o serviciales que sean. Limí­tese a centrarse en el hecho sencillo de que existen al menos algunas personas en el mundo que lo aman o lo aprecian, y esté abierto a la Gratitud por ello.

  • nora andrade:

    Si tiene un compañero o compañera o un amigo especial, pase el dí­a lleno de agradecimiento por las cosas que ese compañero o compañera aporta a su vida (sin tener en cuenta las cosas que usted desea y que él o ella le han aportado).

  • nora andrade:

    Practique la Gratitud por los buenos recuerdos que usted pueda tener. NO intente apartar a la fuerza de su conciencia los recuerdos malos, pero sea consciente de los buenos.

  • nora andrade:

    Practique la Gratitud por los placeres pequeños y momentáneos de la vista, el olfato, el sonido y el tacto, entre los cuales se cuentan el cielo, las nubes, la luz del sol y las flores.

  • nora andrade:

    Practique la Gratitud por la música que usted puede oí­r normalmente

  • nora andrade:

    Practique la Gratitud por cualquier oportunidad que pueda tener para reí­rse en el transcurso de su jornada normal. Cuando se rí­a, practique la Gratitud por la sensación agradable que le produce

  • nora andrade:

    Practique la Gratitud por todas las personas honradas, inteligentes y bienintencionadas que hay en el mundo. No se dedique a buscarlas. Limí­tese a advertirlas cuando sea conciente de ellas

  • nora andrade:

    Practique la Gratitud por la vida vegetal que vea, que toque o que huela en su jornada normal

  • nora andrade:

    Practique la Gratitud por las aves que oiga cantar o que vea volar en el transcurso de su jornada normal

  • nora andrade:

    Piensa y reflexiona continuamente en aquello bueno que te ha pasado. Observa lo agradable que se desarrolla y toma forma en tu vida porque aun en medio de las tragedias que todos en algún momento enfrentamos siempre hay un hilo de luz, algo o alguien por quien sonreí­r.

  • nora andrade:

    Cuando el contar tus bendiciones se vuelve un hábito diario la gratitud te permitirá una experiencia más enriquecedora de la existencia

  • nora andrade:

    Tomar cada nuevo dí­a como un regalo maravilloso es la experiencia más rica y no hay dinero que pueda comprarla. Un dí­a más es una oportunidad más para ver los árboles, el cielo, las montañas; para disfrutar una taza de cafe caliente, para ver tu programa favorito, para salir a pasear, para escuchar música, para bromear con tus familiares o amigos. Ya seas una persona religiosa o no, el entender la vida como un obsequio te otorgará una actitud constante de agradecimiento, sosiego y armoní­a

  • nora andrade:

    Es una tentación pensar que la gratitud llega al tener todo lo que uno quiere. Es una engaño asumir que alcanzarás la felicidad si tienes dinero, una familia hermosa y quizás una casa en la playa, porque aun así­ tu sabes que hay gente que a pesar de poseer todo eso es ingrata e infeliz y sin embargo hay gente muy pobre llena de gratitud por lo poco que ellos tienen.

  • nora andrade:

    ¿De dónde viene este sentimiento, cómo crear gratitud?… El sentimiento de gratitud llega al mirar tu mundo de la mejor manera: con bondad, paciencia y perdón. El estado espiritual de agradecimiento llega naturalmente al valorar a la gente y a las cosas en tu vida. El sentimiento de gratitud es algo que tú puedes aprender y hacer crecer.

  • nora andrade:

    Detente, acércate y percibe el perfume de las rosas. Tú no puedes estar agradecido por algo que no notas o que no disfrutas. Necesitas inclinarte y apreciar a los seres y a las cosas que te acompañan, que te rodean. No es necesario ignorar la fealdad en el mundo pero es imprescindible concentrarse en lo bueno, en lo positivo, en los seres queridos, en los amigos, en tú mismo, en lo que posees -aunque sea poco-. Dar gracias es inherente a la verdadera apreciación

  • nora andrade:

    Piensa y reflexiona continuamente en aquello bueno que te ha pasado. Observa lo agradable que se desarrolla y toma forma en tu vida porque aun en medio de las tragedias que todos en algún momento enfrentamos siempre hay un hilo de luz, algo o alguien por quien sonreí­r.

    Cuando el contar tus bendiciones se vuelve un hábito diario la gratitud te permitirá una experiencia más enriquecedora de la existencia.

  • james:

    bonita historia

  • james:

    gracias por todos esos articulos profe

  • james:

    Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que, constante y paciente, la sostiene en la sombra

  • james:

    El hacer bien a villanos es echar agua en la mar

  • james:

    Mientras el rí­o corra, los montes hagan sombra y en el cielo haya estrellas, debe durar la memoria del beneficio recibido en la mente del hombre agradecido

  • james:

    Sólo un exceso es recomendable en el mundo: el exceso de gratitud

  • james:

    Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan sin que le quede obligación de agradecérselo a otro que al mismo cielo

  • james:

    El agradecimiento de la mayor parte de los hombres obedece a un oculto deseo de obtener más grandes beneficios

  • james:

    Si confieres un beneficio, nunca lo recuerdes; si lo recibes, nunca lo olvides

  • james:

    No olvides jamás el beneficio recibido; olvida en el acto lo que has hecho

  • james:

    Escribid las injurias en la arena, grabad los beneficios en el mármol

  • james:

    La satisfacción de encontrar un solo agradecido compensa las amarguras de muchas ingratitudes

  • james:

    Por desgracia son más fáciles de contar los que recuerdan los beneficios que lo que los olvidan

  • james:

    El benefactor crea derechos en el agradecido

  • james:

    La gratitud es un producto de la cultura; no es fácil hallarla entre la gente basta

  • james:

    El ánfora guarda siempre el aroma del primer vino que guardó

  • james:

    Mendigo como soy, también soy pobre en agradecimientos.

  • james:

    Si la única oración que dijera en toda la vida fuera: !Gracias!, bastarí­a.

  • james:

    Cuando bebas agua, recuerda la fuente.

  • james:

    La gratitud no sólo es la más grande de las virtudes, sino que engendra todas las demás.”

  • james:

    De gente bien nacida es agradecer los beneficios que recibe.”

  • james:

    El agradecimiento que sólo consiste en el deseo es cosa muerota, como es muerta la fe sin obras.”

  • james:

    La gratitud, en la mayorí­a de los hombres, refleja sólo la esperanza secreta de obtener mayores favores.”

  • james:

    La gratitud es como la buena fe de los traficantes: sirve para sostener el comercio, y si muchas veces pagamos, no es porque sea justo liquidar nuestras deudas, sino porque de esta manera nos es más fácil encontrar personas que tengan confianza en nosotros.”

  • james:

    Hay espí­ritus tan sensibles a la inferioridad, que su gratitud es una especie de desquite, y devuelven los beneficios recibidos, no porque experimenten un placer en la recompensa, sino porque el hecho de sentirse obligados les hace sufrir

  • james:

    Ningún metafí­sico ha experimentado nunca tantas dificultades para expresarse como el hombre agradecido.”

  • james:

    El hombre desagradecido hace daño a todos los que necesitan ayuda

  • james:

    La tierra no produce nada peor que un ingrato

  • james:

    El desagradecido es algo más censurable por su ingratitud que el que le hizo el favor.”

  • james:

    Apresurarse demasiado a corresponder a un favor constituye una especie de ingratitud.”

  • james:

    Rara vez encontramos personas desagradecidas mientras estamos en condiciones de hacerles nuevos favores.”

  • james:

    En cuanto a los desagradecidos, no se encuentra uno solo que no termine muriendo miserablemente.”

  • james:

    La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes.

  • james:

    La gratitud de muchos no es más que la secreta esperanza de recibir beneficios nuevos y mayores.

  • james:

    Siendo niños éramos agradecidos con los que nos llenaban los calcetines por Navidad. ¿Por qué no agradecí­amos a Dios que llenara nuestros calcentines con nuestros pies?

  • james:

    Gracias le doy a la Virgen,
    gracias le doy al Señor,
    porque entre tanto rigor
    y habiendo perdido tanto,
    no perdí­ mi amor al canto
    ni mi voz como cantor.

  • james:

    El agradecimiento es la parte principal de un hombre de bien

  • james:

    De bien nacidos es ser agradecidos

  • james:

    Cumple con la gratitud del peregrino, no olvidar nunca la fuente que apagó su sed, la palmera que le brindó frescor y sombra, y el dulce oasis donde vio abrirse un horizonte a su esperanza.

  • james:

    He tenido amigos que han actuado amablemente hacia mí­, y ha sido mi buena fortuna causante de tener el poder de darles pruebas substanciales de mi gratitud.

  • james:

    Poco bueno habrá hecho en su vida el que no sepa de ingratitudes.

  • james:

    La gratitud es el único secreto que no puede revelarse por sí­ mismo

  • james:

    La espiritualidad necesita ser cósmica, que nos permita vivir con reverencia el misterio de la existencia, con gratitud por el don de la vida y con humildad respecto al lugar que el ser humano ocupa en la naturaleza.

  • james:

    Tal vez la única cosa peor que tener que dar gratitud constantemente es tener que aceptarla.

  • james:

    La amistad, si se alimenta solo de gratitud, equivale a una fotografí­a que con el tiempo se borra.

  • james:

    Un sólo pensamiento de gratitud hacia el cielo, es la oración más perfecta.

  • james:

    Quien no se siente agradecido por las cosas buenas que tiene,
    tampoco se sentirá satisfecho con las cosas que desearí­a tener.
    El que no aprende el idioma de la gratitud no podrá dialogar con la felicidad

  • james:

    Ningún hombre digno pedirá que se le agradezca aquello que nada le cuesta

  • james:

    Para obrar, el que da debe olvidar pronto, y el que recibe, nunca

  • james:

    El agradecimiento es una carga, y todos tienden a librarse de ella

  • mary del valle:

    hay que saber ser agradecido

  • silvith:

    estubo muy bonito me gusto y si es cierto hay personas k cumplen su palabra y agradecen nunka se olvidan lo k hcieron por el

Deja un comentario

Categorías