Artículos Recientes

Encuentra la ternura en tu corazon Arcángel Gabriel

Encuentra la ternura en tu corazon Arcángel Gabriel

Vengo esta semana a hablaros sobre otra faceta del 'Amor Incondicional'. Éste es un sentimien[Leer mas]
El cariño no se suplica – No busques, permite que te Encuentren

El cariño no se suplica – No busques, permite que te Encuentren

La vida es demasiado corta como para correr detrás de alguien que ni siquiera camina por ti. No [Leer mas]
Comportamiento en los Animales antes de los Terremotos

Comportamiento en los Animales antes de los Terremotos

Desde antaño se sabe que existen señales en la naturaleza que pueden indicar la ocurrencia de un[Leer mas]
Aprende en todo lo que los ángeles pueden Ayudarnos

Aprende en todo lo que los ángeles pueden Ayudarnos

En varias ocasiones he mencionado que los ángeles, quienes son enviados de Dios y tienen como mi[Leer mas]
Ritual con velas para que nunca nos falte el Amor

Ritual con velas para que nunca nos falte el Amor

Elementos Necesarios para el ritual. Una vela roja, Una blanca Un alfiler de cabeza El p[Leer mas]

Conoce los tipos de empatía: emocional, cognitiva y la Compasión

Si somos empáticos podemos ayudar a las personas, porque la empatía hace que nos pongamos en los zapatos del otro. De acuerdo con la Enciclopedia de la Psicología Social, la empatía se define como “la comprensión de la experiencia de otra persona imaginándose en la situación de esa otra persona: uno entiende la experiencia de la otra persona como si fuera experimentada por el yo”. En el campo de la psicología, la empatía es un concepto central. Desde una perspectiva de salud mental, aquellos que tienen altos niveles de empatía tienen más probabilidades de funcionar bien en la sociedad, informando “círculos sociales más grandes y relaciones más satisfactorias”, según Good Therapy, una asociación en línea de profesionales de la salud mental.

 

La empatía es vital en la construcción de relaciones interpersonales exitosas de todo tipo, en la unidad familiar, en el lugar de trabajo y más allá. La falta de empatía, por lo tanto, es una indicación de condiciones como el trastorno de la personalidad antisocial y el trastorno de la personalidad narcisista. Además, para los profesionales de la salud mental como los terapeutas, tener empatía con los clientes es una parte importante del tratamiento exitoso. “Los terapeutas que son muy empáticos pueden ayudar a las personas en tratamiento a enfrentar experiencias pasadas y obtener una mayor comprensión de la experiencia y los sentimientos que la rodean”, explica el sitio especializado Good Therapy.

 

Algunas investigaciones distinguen dos tipos de empatía: la empatía emocional y la empatía cognitiva. Esto quiere decir que la empatía puede ser categorizada como una respuesta emocional o cognitiva. La empatía emocional consiste en tres componentes separados. El primero es sentir la misma emoción que otra persona. El segundo componente es la angustia personal, que se refiere a los propios sentimientos de angustia en respuesta a percibir la situación de otro. El tercer componente emocional es sentir compasión por la otra persona, y es el más frecuente. El segundo tipo de empatía es la empatía cognitiva. Esto se refiere a lo bien que un individuo puede percibir y comprender las emociones de otro. La empatía cognitiva implica tener un conocimiento más completo y exacto sobre los contenidos de la mente de otra persona, incluyendo cómo se siente la persona. La empatía cognitiva es más una habilidad: los seres humanos aprenden a reconocer y entender el estado emocional de los demás como una manera de procesar las emociones y el comportamiento.

 

 

Pero la compasión no es lo mismo que la empatía. Aunque muchas veces usamos indistintamente los términos “compasión” y “empatía”, no se trata de la misma cosa. La doctora Brené Brown explica: “La empatía sería tomar una escalera y bajar a lo profundo, diciendo ‘Sé lo que se siente estar aquí, no estás solo’. Por otro lado, la compasión sería mirar desde afuera del agujero diciendo “¡Oooh! ¡Qué  mal! Por lo menos no…’”.

 

 

 

¿Te consideras empático? La empatía se cultiva y se aprende; sería una bella cualidad para tu desarrollo como persona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *