Suscríbete a grahasta
 

Agua – “Tecnicas Adivinatorias”

Existen varias técnicas para adivinar mediante la contemplación del agua.  La más sencilla consiste en verter agua en una escudilla de cerámica azul.
Formule su pregunta. Siéntese de espaldas a la luz en una habitación poco iluminada y luego concentrarse en el agua. (Algunas personas agregan unas cuantas gotas de colorante vegetal azul o tinta al agua para oscurecerla; esto es particularmente útil cuando se usa un recipiente de color claro.)
Al igual que con una bola de cristal, el agua podrí­a ensombrecerse. Finalmente, comenzará a ver sí­mbolos dentro de sus frescas profundidades. Tome nota de todos esos sí­mbolos. Cuando no se puedan ver más, comience el proceso de interpretación.
Algunos adivinos prefieren hacer que se refleje la luz de una vela en la superficie del lí­quido. Otros sacan el recipiente durante una noche despejada y, capturando el reflejo dela Luna, elaboran predicciones por medio de su aparición en el agua. Se puede usar cualquiera de estas tres técnicas.
Un método relacionado con la contemplación del agua involucra al vino. Vierta vino en un vaso transparente. Coloque una vela detrás de él y enciéndala. Sentado frente al vaso, formule su pregunta, si la tiene, contemple el vino iluminado y espere a que aparezcan los sí­mbolos. Esta técnica se conoce como enomancia.
La escifomancia define el uso de copas o vasos en la adivinación, como en la técnica arriba mencionada. Su origen es incierto. El siguiente procedimiento permite al lector discernir el pasado, el presente y el futuro. Se necesitan tres copas de distintos materiales.
Las antiguas instrucciones determinan que el clima debe estar en calma durante los tres dí­as previos a la adivinación, y el augur debe estar vestido de blanco. Llene una copa de plata con vino, una copa de cobre con aceite, y una escudilla de vidrio con agua. Contemple la copa de plata para conocer el pasado; la de cobre para ver los eventos presentes, y el recipiente de vidrio para descubrir el futuro. El uso de estas tres herramientas de contemplación es ideal cuando ayer, hoy y mañana están en relación con la pregunta, lo que regularmente es el caso.
Las copas de oro llenas de agua también se usaban a veces para la contemplación, pero siempre han estado fuera del alcance de la mayorí­a de los adivinos. Una variante de esta práctica consiste en colocar un anillo de oro en un vaso con agua. Coloque el vaso frente a un espejo y mire el reflejo del anillo.
Los cuerpos de agua naturales son excelentes herramientas de contemplación. Un lago en calma o un pequeño venero continuamente alimentado por un arroyo son ideales. Siéntese frente al lago o venero. Aleje todas las distracciones y contemple el agua. Si lo considera apropiado, formule una pregunta. Verá lo que necesita saber.
Finalmente, arroje un trozo de oro en un pozo. El agua se volverá más clara y, así­, más propicia para la adivinación. Probablemente, en este ritual se empleaba con más frecuencia la plata que el oro. í‰sta es una reliquia de los dí­as en que los pozos se consideraban sagrados, y el oro o la plata eran una ofrenda para el espí­ritu del pozo o para la deidad rectora.
Otros métodos de contemplación del agua incluyen mirar las olas en la playa; ver el mar desde un punto alto que se yergue sobre él; contemplar los reflejos del Sol proyectados por el agua en una superficie plana, y muchas otras técnicas.

OTRAS FORMAS ADIVINATORIAS

Los sueños
Papel
Manzana
Hojas de albahaca
Paja
Margarita
Muérdago
La Catarina
El bulbo del amor
Lunares
Agua
Hojas de Te
Tecnicas Adivinatorias

Domino

Todos los comentarios son moderados, SI EL COMENTARIO NO ES APROPIADO NO SERA PUBLICADO

3 comentarios para “Agua – “Tecnicas Adivinatorias””

Deja un comentario

WP-SpamFree by Pole Position Marketing

Categorías