Suscríbete a grahasta
 

EL EUCALIPTUS y sus propiedades naturistas

image Caracterí­sticas

El eucaliptus es un árbol originario de Australia, de tronco alto, madera dura, flores cubiertas, antes de abrirse, por una especie de capucha.

a. El eucaliptus es esencialmente antiséptico.

Sólo diremos que las hojas despiden un olor balsámico que recuerda algo del alcanfor y de la salvia; esta fragancia se percibe desde gran distancia donde haya bosques de eucaliptus.

El eucaliptus es un árbol medicinal, higiénico, industrial, de adorno, es decir, valioso en todo sentido.

Se conocen 150 especies, de las cuales 135 son de Australia, donde llegan a una altura de 90 a 100 metros. En la Exposición de Londres se presentaron en una ocasión tablas de eucaliptus que medí­an 23 metros por 3,50.

Las clases más conocidas son: el E. resinifera, Sin., cuyo tronco segrega un jugo astringente; el E. manifera, que da el "maná de Nva. Holanda", etc.

La madera de eucaliptos, dividida en láminas finas y cocida en agua, es más útil que el "palo de campeche" o las mondaduras de papas para impedir las incrustaciones calcáreas en las calderas de vapor.

En Madagascar existe un excelente gusano de seda llamado Bucera Bibindandy que vive en el eucaliptus y se alimenta de sus hojas. Deberí­a criarse más en Chile este árbol, ya que aquí­ se produce con tanta facilidad.

Uso medicinal

Por medio de plantaciones de este árbol se pudo sanear una dilatada región a lo largo de la Via Laurentina de Roma.

Se ha observado que en las invasiones de langostas, que lo devoran todo a su paso, hasta las raí­ces de los árboles, pasan esos insectos, no obstante, de largo al toparse con un eucaliptus. Por ello, para librar a los árboles de las plagas de insectos, en muchas partes suelen amarrar a su tronco ramas de eucaliptus: método que recomendamos para los manzanos. También se puede regar estos árboles con agua del cocimiento de eucaliptus.

Debieran plantarse eucaliptus —árboles de rápido crecimiento y que embalsaman y purifican el ambiente con el aromático olor que exhalan sus hojas— en torno y dentro de las poblaciones, formando grandes alamedas; en los lugares próximos a arrozales, puntos cenagosos o basurales, rí­os de poca pendiente o aguas estancadas, huertos cuyo regadí­o pueda desprender malos olores, etc. Con sus hojas quemadas se pueden hacer fumigaciones para el saneamiento de habitaciones, sobre todo de los enfermos.

Con la receta que sigue se puede preparar una buena agua de tocador, dotada de propiedades desinfectantes, llamada "vinagre de eucaliptus":

Agua de colonia 1000 gr

Acido acético concentrado 120 gr

Tintura de eucaliptus 30 gr

Eter acético 4 gr

Es muy a propósito para perfumar el agua para lavarse.

  1. Las hojas en infusión y cocimiento sirven muchí­simo contra la influenza, la bronquitis y los catarros bronquiales, las afoní­as, la tos (particularmente de los tí­sicos), las irritaciones del aparato urinario y las afecciones catarrales en general. Fórmula:

    Hojas 7 a 10 gr

    Agua 500 gr Se hace hervir por 5 minutos y se toma por pequeñas tazas durante el dí­a.

    Se ha observado en muchos colegios e internados que, en tiempo de influenza, quedaron libres de esta molestia con sólo hacer tomar a los alumnos una taza de infusión de hojas de eucaliptus después de la comida. Las hojas se emplean también contra las enfermedades del pecho o infecciones, aplicándolas en compresas o cataplasmas.

    Las hojas, principalmente las de color verdemar, que son las que aparecen en los eucaliptus jóvenes o en los ramos nuevos, son astringentes, y su infusión es febrí­fuga, especialmente en las fiebres intermitentes, rebeldes a la acción de la quinina y demás febrí­fugos.

  2. El estí­mulo que ejerce el eucaliptus sobre el estómago, lo ha hecho prescribir como estimulante del apetito y digestivo en la dispepsia atónica. La esencia de eucaliptus produce sobre las mucosas una sensación de calor.

    Se puede preparar un elixir de eucaliptus de la siguiente manera: Se prepara una infusión con 500 gramos de hojas de eucaliptus, machacadas, y 250 gramos de agua (si es posible destilada) ; al cabo de tres horas, se pasa a través de un lienzo y se exprime bien; se lava el residuo con otros 100 gramos de agua, se exprime también, y se juntan los lí­quidos escurridos; se calienta la infusión a bañomarí­a y se disuelve en ella 650 gramos de ron o coñac, u otro licor a 300 gramos de jarabe, antes ya preparado y frí­o.

    Si se quiere menos dulce, se añade más agua.

  3. Internamente, en dosis moderadas, el extracto de eucaliptus produce efectos antiespasmódicos, análogos a los del éter y del cloroformo. Pero si la dosis es demasiado elevada, se retrasan gradualmente la circulación y la respiración, se aminora la sensibilidad y puede llegar la muerte, a veces en medio de una calma profunda, a veces precedida de convulsiones.

  4. El eucaliptus, en fin, puede facilitar la cicatrización de algunas úlceras, modificando su naturaleza (Héraud).

     

     

    NOTA IMPORTANTE

    Los contenidos recogidos en esta página web tienen solo carácter informativo, y no sustituyen ningún tratamiento ni consejo médico. Recomendamos acudir siempre a un especialista. La PROFESORA GRAHASTA no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por el mal uso de esta información.

Todos los comentarios son moderados, SI EL COMENTARIO NO ES APROPIADO NO SERA PUBLICADO

9 comentarios para “EL EUCALIPTUS y sus propiedades naturistas”

Deja un comentario

WP-SpamFree by Pole Position Marketing

Categorías