Articulos Recientes

Meditación para ACTIVAR la BAJA ENERGIA

Meditación para ACTIVAR la BAJA ENERGIA

  Cada noche antes de acostarte haz treinta minutos de giberish.   Primero si[...]
Renacer en Primavera

Renacer en Primavera

  La primavera es la estación del renacimiento... así­ lo entendieron la gran mayoría de[...]
La Alquimia del Amor

La Alquimia del Amor

  Pocas palabras son tan usadas como amor, algo tan fundamental que me atrevería a afirm[...]
¿Que es el YOGA-FLOW?

¿Que es el YOGA-FLOW?

  Es una práctica mucho más segura y muy energética, antes de empezar nos sintonizaremos[...]
Los Remedios de la ABUELA para cuando sufres de IMSOMNIO

Los Remedios de la ABUELA para cuando sufres de IMSOMNIO

¿Sufres de insomnio y te gustaría dormir mejor? Con estos 10 remedios caseros de la abuela, sin du[...]

Pensamientos POSITIVOS para el dia de Hoy

  • El amor divino a través de mí bendice y multiplica esta ofrenda
  • El Padre nos da con abundancia; yo recibo en acción de gracias y doy de nuevo con generosidad.
  • Esta es la abundancia de Dios, y la pongo en circulación con sabiduría y gozo.
  • El amor divino provee y aumenta abundantemente esta ofrenda.
  • Doy libremente y sin temor al aplicar la ley de dar y recibir.
  • Yo soy el amado del Señor, él está conmigo en todas mis palabras rectas y ellas llevan a cabo aquello para lo cual fueron enviadas.
  • Mi causa es justa porque es mi derecho divino ser provisto de todas las cosas que el Padre ha puesto a la disposición de Sus hijos…
  • Yo disuelvo en mi mente y en la mente de los demás, cualquier concepto de que lo mío puede apartarse de mí. Lo que es mío llega a mí mediante la ley infalible de Dios, y en mi clara percepción de la Verdad le doy la Bienvenida.
  • Yo no siento temor de la pobreza y no estoy obligado a nadie. Mi padre rico ha derramado hacia mí­ todos los recursos, y yo soy un poderoso canal de abundancia.
  • Yo no poseo nada con egoísmo; no obstante, todas las cosas que existen son mías para usarlas y para darlas a otros con sabiduría divina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *