/head>
Suscríbete a grahasta
 

Remedios Caseros para… PARASITOS INTESTINALES

image

Aunque los hongos, virus y bacterias que causan infecciones son, en sentido estricto, parásitos, la terminologí­a médica reserva para ellos el nombre de microorganismos infecciosos y sólo llama parásitos a los protozoarios ya los animales multicelulares que viven y se reproducen a expensas del organismo humano.
Entre los protozoarios que parasitan el intestino están una especie de ameba (Endamoeba histolytica) y la Giardia lamblia, causantes, respectivamente, de la amebiasis y la giardiasis. Ambas enfermedades son formas de DISENTERíA comunes donde la higiene es deficiente, el agua potable está contaminada o se emplean heces humanas como fertilizante.
í‰stos son los principales parásitos multicelulares del intestino:

Anquilostomas (Ancylostoma duodenale) Son gusanos de unos 3 mm de largo, provistos de garfios bucales con los que se fijan a la pared del duodeno, donde chupan la sangre del portador. Si la infestación (anquilostomiasis) es grave, se manifiesta con anemia crónica, dolor abdominal y adelgazamiento. Las larvas pueden llegar al intestino directamente por la boca o penetrar por heridas de la piel y viajar por la sangre hasta los pulmones, de donde pasan a la garganta y son tragadas.

Ascárides (Ascaris lumbricoides) Son lombrices de color blanco rosado, de hasta 30 cm de largo. La infestación (ascaridiasis), común entre los niños de regiones insalubres, se produce al tomar alimentos o agua contaminados con excrementos humanos que contienen los huevos; sus sí­ntomas son distensión abdominal, desnutrición, retraso del crecimiento y la presencia de lombrices en las heces.

Oxiuros (Enterobius vermicularis) Son gusanos blancos de 3 a 12 mm de largo que infestan el intestino grueso (oxiurasis). Mientras la persona duerme, las hembras descienden hasta el ano, en cuyos pliegues ponen sus huevos, causando intensa comezón. Si la persona se rasca, los huevos se le adhieren a las uñas, lo que facilita su propagación. Los huevos también se pegan a la ropa de cama, donde su capacidad de infestación puede durar varias semanas. La oxiurasis ocurre incluso en las mejores condiciones de higiene, sobre todo entre los niños de 3 a 15 años de edad.
Tenias Son gusanos planos, de hasta 10 m de longitud, que se fijan con ventosas o ganchos a la pared del intestino. Existen dos especies principales: la solitaria o tenia del cerdo (Taenia sofium) y la tenia de la vaca (Taenia saginata). Los huevos, expulsados en las heces humanas, no infestan al hombre sino cuando adquieren forma de larvas (cisticercos), proceso que ocurre en un huésped intermedio: el cerdo y la vaca, respectivamente. La infestación (teniasis) se produce al comer carne cruda o mal cocida de ganado parasitado; puede ser asintomática, pero a veces causa dolor abdominal, DIARREA, anemia o adelgazamiento.

Lo que los terapeutas aconsejan
Naturopatí­a Se dice que el Alo, la zanahoria y las semillas de calabaza sirven para debilitar a diversos gusanos parásitos, pero también hay que emplear remedios vegetales potentes para paralizarlos y expulsarlos, lo que hace necesaria la consulta con un terapeuta. í‰ste recomendará, además, practicar medidas higiénicas especiales.
Herbolaria Los herbolarios aconsejan aumentar el consumo de ajo y zanahoria cruda para debilitar a los gusanos y facilitar la acción de remedios más potentes, que los paralizan y expulsan. Como esos remedios pueden ser tóxicos, no deben tomarse sino bajo supervisión de un herbolario. Entre las plantas utilizadas están el estafiate, el tana ceto y el helecho macho, que suelen administrarse junto con purgantes enérgicos.
El punto de vista ortodoxo
Las medidas básicas para prevenir las parasitosis intestinales son cortarse las uñas, lavarse las manos antes de comer, desinfectar los alimentos crudos, cocer perfectamente la carne y hervir o desinfectar el agua de beber. Toda sospecha de parasitosis intestinal debe confirmarse con un análisis de heces. El tratamiento, eficaz en la mayorí­a de los casos, incluye la administración de medicamentos, así­ como dietas y prácticas higiénicas especiales.

NOTA IMPORTANTE
Los contenidos recogidos en esta página web tienen solo carácter informativo, y no sustituyen ningún tratamiento ni consejo médico. Recomendamos acudir siempre a un especialista. La PROFESORA GRAHASTA no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por el mal uso de esta información.

Todos los comentarios son moderados, SI EL COMENTARIO NO ES APROPIADO NO SERA PUBLICADO

3 comentarios para “Remedios Caseros para… PARASITOS INTESTINALES”

Deja un comentario

Categorías