/head>
Suscríbete a grahasta
 

Noche de San Juan – Rituales de Suerte, Amor, Dinero, Protección, etc..

hoguera Son innumerables los rituales propios de la Noche de San Juan, que se conmemora la ví­spera del 24 de Junio

Los antiguos celtas llamaban Alban Heruin a este festival y su principal significado era el de celebrar el instante en el que el Sol se hallaba en su máximo esplendor, cuando duraba más tiempo en el cielo y mostraba su máximo poder a los hombres, y al mismo tiempo, el dí­a en que empezaba a decrecer en el Solsticio de Invierno.

Para conmemorar y al mismo tiempo para atraer su bendición sobre hombres, animales y campos, se encendí­an grandes hogueras. Este festival se lo asocia a rituales destinados a obtener pareja o a conservarla.

Son innumerables los rituales propios de la Noche de San Juan, que se conmemora la ví­spera del 24 de Junio, pero todos giran en torno a la glorificación del fuego. De hecho, este es el festival del fuego por excelencia.

Realmente la noche del solsticio es la del 21 de Junio aunque la Iglesia la ha adaptado a la festividad de San Juan.

De igual forma, la presencia del agua es uno de los grandes sí­mbolos de las celebraciones de San Juan que parece no tenerse en tanta consideración y que sin embargo, es una parte esencial de numerosos ritos de esta festividad.

El apelativo de “Verbena” a esta fiesta se lo dio la costumbre practicada en algunos lugares por las jóvenes casaderas de ir a recoger verbena a las doce de la noche en la ví­spera de San Juan, creyendo que con ello conseguirí­an el amor del hombre deseado por su corazón.

Otra de la creencias era que la pareja que saltaba unida la hoguera conseguí­a felicidad y buena fortuna.

Otra de las tantas costumbres es aquella en que las jóvenes arrojan guirnaldas trenzadas por ellas a sus amados a través de las llamas y ellos deben recogerlas antes de que caigan al fuego. Las guirnaldas se guardan como talismanes de buena fortuna y, ocasionalmente, se quemaba alguna cinta en el hogar para procurar protección de sus habitantes y animales.

Algunos grupos para finalizar las ceremonias se introducen entre las olas, comulgando por un corto tiempo con el mar y recibiendo de él toda su fuerza.

Antecedentes paganos a esta festividad es la celebración celta del Beltaine (significa “fuego de Bel” o “bello fuego”), que se realizaba el primero de mayo y era un festival anual en honor al dios Belenos. Durante el Beltaine se encendí­an hogueras que eran coronadas por los más arriesgados con largas pértigas.

  • Los druidas hací­an pasar el ganado entre las llamas para purificarlo y defenderlo contra las enfermedades y rogaban a los dioses que el año fuera fructí­fero y solí­an sacrificar algún animal, para que sus plegarias fueran mejor atendidas.
  • Las fiestas griegas dedicadas al dios Apolo, se celebraban en el solsticio de verano encendiendo grandes hogueras de carácter purificador.
  • Los romanos, por su parte, dedicaron a la diosa de la guerra Minerva unas fiestas con fuegos y tení­an la costumbre de saltar tres veces sobre las llamas y por entonces, se atribuí­an propiedades medicinales a la hierbas recogidas en aquellos dí­as.

El Ritual de la Noche de San Juan utiliza la magia de las velas para conseguir nuestros propósitos. Está formado por un altar, seis velas con los colores del Arco Iris, una vela color marrón, una vela negra de menor tamaño, un recipiente con agua de manantial y unas hojas de laurel.

  • El altar: Es el soporte sobre el cual vamos a realizar nuestro ritual. En él encontramos un cí­rculo que representa los hechos consumados, es decir los deseos ya cumplidos, los propósitos conseguidos. Dentro del cí­rculo se circunscribe un heptágono, polí­gono de siete lados, porque el siete es el número mágico por antonomasia y simboliza los grados de perfección.
  • Las velas de colores: Las seis velas de colores representan a la luz blanca del Sol, sí­mbolo de pureza, que al descomponerse da como resultado los seis colores del Arco Iris (rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul y violeta). A estos seis colores le sumamos el marrón de la séptima vela, color que simboliza la Tierra, madre fecunda y regeneradora, necesaria para que todo pueda nacer. Siete velas en total que en su conjunto representan nuestros deseos de luz, de pureza y de regeneración. Eso es lo que queremos conseguir, el lado bueno que nos espera representado en estas siete velas donde, una vez más, encontramos el número mágico por excelencia que nos ayudará a que el ritual sea un éxito.
  • La vela negra: Simboliza la oscuridad que procede del negro, los males que nos acosan. Es de menor tamaño y por eso se encuentra en inferioridad con respecto a la luz blanca representada en el resto de las velas. La oscuridad del negro será vencida por la claridad del blanco.
  • El agua de manantial: Según antiguas leyendas, el agua de los manantiales que utilizamos la Noche de San Juan cura los males, ahuyenta el mal de ojo, atrae juventud y belleza y contienen, además, virtudes fecundantes.
  • Las plantas: Tradicionalmente las plantas que se utilizan esa noche tienen propiedades curativas o pueden utilizarse como amuletos protectores. El laurel, además es un sí­mbolo de victoria y ahuyenta los malos espí­ritus.
  • La oración: Si queremos verbalizar nuestras intenciones en esta noche podemos recurrir a estas oraciones que recogen el sentido del ritual y los fines que esperamos conseguir. Oración al encender la vela negra: “Esta vela representa la oscuridad que se inicia esta noche de San Juan y será vencida por la fuerza de la luz del Sol”. Oración al encender las demás velas y por cada una de ellas: “La luz del Sol, del Arco Iris, vencerá las tinieblas de la larga noche y todo mal pasado, presente y futuro será vencido”.

Esparcimos alrededor del altar algunas gotas de agua siguiendo el sentido de las agujas del reloj de manera que cerremos un cí­rculo completo. Luego encendemos las velas, primero la negra pronunciando la oración:

“Esta vela representa la oscuridad que se inicia esta noche de San Juan y será vencida por la fuerza de la luz del Sol”.

A continuación encendemos las demás velas por orden de numeración y pronunciamos la segunda oración por cada una de las velas en el momento de encenderlas:

“La luz del Sol, del Arco Iris, vencerá las tinieblas de la larga noche y todo mal pasado, presente y futuro será vencido”.

Nos concentramos fijando la atención en nuestro propósito y si lo deseamos escribiremos en dos hojas de papel, en una lo negativo que quemaremos con la vela negra (o en la hoguera) y en otro lo que deseamos que suceda que guardaremos hasta la próxima noche de San Juan, recordando las oraciones, pensando que todo lo malo quedará eliminado, vencido, excluido de nuestra vida. Sentimos cómo la luz que sale de las seis velas del Arco Iris se funden en el blanco purificador del Sol empujadas por la fuerza que fluye de la luz de la Tierra, luz fértil y regeneradora.

Unidas las siete fuerzas comienzan a devorar la luz que procede del negro, de las tinieblas arrasando los males pasados, presentes y futuros. El lado oscuro que queremos destituir va sucumbiendo. Lentamente se impone la claridad. La luz domina sobre las tinieblas. El cí­rculo se cierra, los hechos se han consumado. Visualizamos los deseos cumplidos encerrados en el cí­rculo donde nadie nos los puede arrebatar, percibimos la alegrí­a que nos produce caminar hacia lo saludable.

Luego, siguiendo las costumbres ancestrales, saltamos por encima del fuego como acto que culmina el definitivo cumplimiento de nuestros propósitos. Finalmente, si no disponemos de tiempo para que las velas se consuman por sí­ solas, las apagamos empezando por la negra y terminando por las de colores en el mismo orden en que las encendimos. El laurel que hemos utilizado en el ritual podemos colocarlo en cualquier lugar de nuestra casa porque de él seguiremos obteniendo la protección que necesitamos.

Con la culminación del Ritual de la Noche de San Juan hemos conseguido una vez más que la luz triunfe sobre las tinieblas, que el lado oscuro quede sepultado definitivamente bajo la espléndida luz blanca que acompaña todo lo bueno que a nuestro alrededor existe. Y ahora, alborozados, empapados de nuestros buenos deseos dejemos que nuestro ser sea capaz de rezumar y regalar la concordia y luz que hemos conseguido, al menos hasta la próxima Noche de San Juan.

DISTINTOS RITUALES

Pida un deseo

Materiales:

  • Una vela celeste
  • Una hoja de hiedra común
  • Un pedazo de papel

El ritual:

El 23 de junio, a las 12 de la noche, encienda la vela celeste, y coloque debajo de su almohada una hoja de hiedra común y un papel en el que haya escrito su pedido.

Al dí­a siguiente queme el papel, y entierre las cenizas y la hoja de hiedra en el jardí­n o en un macetero.

Proteja su hogar

Materiales:

  • 21 gotas de esencia o aceite de almendras
  • 1 cucharada vinagre
  • 3 litros de agua
  • 1 recipiente grande

El ritual:

El 23 de junio, a las 12 de la noche, mezcle todos los lí­quidos en el recipiente, revolviéndolos en el sentido inverso de las agujas del reloj.

Con esta mezcla, limpie todos los marcos de las puertas, comenzando por las que están más lejos de la entrada principal (ésta es la última que se limpia).

Al terminar, dé las gracias a San Juan rezando un Padre Nuestro.

No permita que le falte el dinero

Materiales:

  • 1 pirámide
  • 3 monedas amarillas

El ritual:

El 23 de junio, a las 12 de la noche, coloque debajo de su cama (o del velador) las tres monedas amarillas, y sobre ellas, la pirámide.

Mejórese del insomnio

Materiales:

  • 2 ramitas de olivo

El ritual:

El 23 de junio, a las 12 de la noche, confeccione una cruz con las 2 ramitas de olivo y colóquela debajo de la almohada. Pí­dale a San Juan que lo ayude a curarse de este mal.

Al dí­a siguiente, envuelva las ramitas en un papel y bótelas a la basura.

Sepa si tendrá éxito el resto del año

Materiales:

  • Un recipiente con agua

El ritual:

El 23 de junio, a las 12 de la noche, exponga al cielo el recipiente con agua.

Si se reflejan:

  • 7 estrellas: Tendrá éxito.
  • Número par de estrellas: Tendrá buenos resultados, pero con reserva.
  • Número impar de estrellas: No tendrá éxito.

Armonice su hogar

Materiales:

  • Un vela verde
  • Una vela violeta
  • Tres platitos
  • Un puñado de almendras, nueces y avellanas o castañas
  • Un mantel o papel blanco

El ritual:

El 23 de junio, a las 12 de la noche, prepare un altar, cubriendo una mesa con el mantel o papel blanco.

Coloque la vela verde, y hacia el lado derecho, uno al lado del otro, coloque los tres platitos con los frutos secos, y al final la vela violeta.

Encienda las velas, pida por la armoní­a, diga un Padre Nuestro y termine dando las gracias.

Consiga armoní­a con su pareja

Materiales:

  • 1 vela rosada
  • 2 almendras
  • Agua de azahar o perfume de ambos

El ritual:

El 23 de junio, a las 12 de la noche, en una almendra escriba su nombre y en el otro el de su pareja.

Perfúmelas con agua de azahar o con una mezcla de la fragancia de ambos, y déjelas en su dormitorio una al lado de la otra.

Luego, encienda la vela rosada, pida por la armoní­a de la pareja y dé las gracias, rezando un Padre Nuestro.

Al dí­a siguiente cómase las almendras.

RITUAL DE AMOR PARA LA NOCHE DE SAN JUAN

OBJETIVO: Conseguir el amor

MATERIALES A EMPLEAR: Una vela rosa ungida con aceite de amor. Incienso, preferiblemente de canela o rosa. Perfume aroma de Verbena o perfume de amor. Un saquito rosa. Cordoncillo rojo para atar el saquito. Un cordoncillo verde. Verbena. Purpurina roja. Un pedacito de imán. Una rosa seca (opcional). Ceniza de una hoguera de San Juan.

CELEBRACIí“N DEL RITUAL:

Encender la vela rosa la noche de San Juan (preferiblemente usando alguna madera de la hoguera) y luego, más o menos a solas, encenderemos el incienso.

Coge ahora el cordón verde y haz siete nudos en él, mirando la vela y visualizando, al realizar este acto, que atraemos amor hacia nosotros. Es recomendable no pensar en alguien especí­fico, porque podrí­amos entrar en lí­neas de magia manipulativa o magia negra. Dejemos que las fuerzas de los hados traigan hacia nosotros aquello que necesitamos y que más nos convenga. Al tensar cada nudo se dirá:

“Por las fuerzas de esta noche mágica, ato el amor hacia mí­.”

Realizado esto, tomaremos la mitad de la purpurina y la arrojaremos al aire, de modo que parte de ella nos caiga encima. A continuación, meteremos en el saquito el cordón con los nudos, una bolita con cera de la vela (mejor si la amasamos en forma de corazón), parte de la purpurina que queda y un poco de ceniza de la hoguera. A continuación, recitar:

“¡Sí­mbolos del amor y de los poderes de esta noche mágica, rellenad mi saquito de amor para atraer hacia mí­ el amor que me está destinado, para llenar mi vida de amor y felicidad por el poder de este saquito de San Juan! ¡Que así­ sea!.”

La vela se dejará arder hasta el final y guardaremos el saquito sin cerrar así­ como la purpurina restante y el cordoncillo rojo.

“Que este polvo brillante ilumine y guí­e el camino del amor hacia mí­â€

Tras esto, puedes cerrar el saquito con el cordoncillo rojo. Antes de hacerlo se añadirá a la bolsa un pedacito de imán, la verbena y, si se desea, una rosa seca.

RITUAL DEL DINERO PARA LA NOCHE DE SAN JUAN

OBJETIVO: Conseguir dinero o mejoras económicas.

MATERIALES A EMPLEAR: Una vela amarilla ungida con aceite del dinero. Incienso, preferiblemente de canela o jazmí­n. Perfume aroma de Verbena o perfume del dinero. Un saquito amarillo. Cordoncillo verde para atar el saquito. Un cordoncillo dorado. Purpurina dorada. Un pedacito de imán. Una moneda dorada. Ceniza de una hoguera de San Juan.

CELEBRACIí“N DEL RITUAL:

Encender la vela verde la noche de San Juan (preferiblemente usando alguna madera de la hoguera) y luego, más o menos a solas, encenderemos el incienso.

Coge ahora el cordón dorado y haz siete nudos en él, mirando la vela y visualizando, al realizar este acto, que atraemos el dinero hacia nuestro bolsillo Dejemos que las fuerzas de los hados traigan hacia nosotros aquello que necesitamos y que más nos convenga. Al tensar cada nudo se dirá:

“Por las fuerzas de esta noche mágica, ato el dinero hacia mí­.”

Realizado esto, tomaremos la mitad de la purpurina y la arrojaremos al aire, de modo que parte de ella nos caiga encima. A continuación, meteremos en el saquito el cordón con los nudos, una bolita con cera de la vela (mejor si la amasamos en forma de moneda y trazamos un pentagrama sobre ella), parte de la purpurina que queda y un poco de ceniza de la hoguera. A continuación, recitar:

“¡Sí­mbolos de la prosperidad y de los poderes de esta noche mágica, rellenad mi saquito del dinero para atraer hacia mí­ el bienestar económico que me está destinado, para llenar mi vida de tranquilidad y felicidad por el poder de este saquito de San Juan! ¡Que así­ sea!.”

La vela se dejará arder hasta el final y guardaremos el saquito sin cerrar así­ como la purpurina restante y el cordoncillo verde.

“Que este polvo brillante ilumine y guí­e el camino del dinero hacia mí­â€

Tras esto, puedes cerrar el saquito con el cordoncillo verde. Antes de hacerlo se añadirá a la bolsa un pedacito de imán, y una moneda dorada

El saquito lo tienes que llevar contigo durante todo el año o ponerlo debajo de tu colchón.

Ritual de magia para la noche de San Juan

Este ritual se realiza para aumentar las energí­as positivas, en el amor, el trabajo, el dinero, la salud.

Se coge un huevo, un pedazo de papel blanco, cuanto más pequeño mejor, una vela de color rosa o blanca, y claro una hoguera de San Juan. En el trocito de papel se escribe, la petición del ritual poniendo los nombres de las personas afectadas, con lápiz  tenemos que hacerlo de manera que otra persona no lo lea, se hace en la cascara del huevo un agujero por donde se introduce el papel enrollado como un pergamino, luego se enciende la vela y con la cera de la misma se tapona el agujerito vertiendo la cera en el huevo, tiene que quedar hermético, se deja la vela encendida hasta que se apague del todo, y con el huevo en la mano se desplaza uno hasta donde haya una hoguera encendida, arrojando el huevo a la misma.

NOTA IMPORTANTE

Los Rituales expuestos en esta página web son producto de colaboraciones recibidas por parte de los lectores y los publico a manera de información pero en ningún momento puedo asegurar la efectividad de los mismos ni puedo responder a ningún tipo de duda que tengáis sobre ellos ya que los publico tal y como los recibo.

Cada persona y cada problema son completamente diferentes, es por ello, que según mi experiencia de muchos años, los rituales deben de prepararse personalizados y deben de ser realizados por profesionales.

No se debe realizar ningún ritual sin antes haber efectuado una completa Lectura de Cartas para mirar como está la situación. No siempre es necesario la realización de un ritual para solucionar un problema.

Cada persona tiene el libre albedrio de realizar un ritual, pero también debe asumir las consecuencias derivadas de esa acción. Si decides realizar cualquier ritual te aconsejo que antes de realizarlo leas los siguientes artí­culos:

Fechas Negativas para realizar Rituales
Recomendaciones importantes antes de realizar cualquier ritual
Consejos para antes de iniciar cualquier ritual

La Profesora Grahasta no se responsabiliza por el uso que cada persona haga de los rituales expuestos en la página web.

Todos los comentarios son moderados, SI EL COMENTARIO NO ES APROPIADO NO SERA PUBLICADO

5 comentarios para “Noche de San Juan – Rituales de Suerte, Amor, Dinero, Protección, etc..”

  • ´GLORIA:

    profesora Grahasta quisiera que por favor me dijera que hago con la vela celeste despues que se consuma toda la vela.tambien las entierra como la hiedra y el papel quemado del deseo.
    tambien queria preguntarle del ritual de la piramide y las 3 monedas que hago con las monedas y la piramide despues del dia 24 o noche de san juan.
    me parecen fabulosos los rituales.

  • Grahasta:

    Estimada Gloria:

    NOTA IMPORTANTE

    Los Rituales expuestos en esta página web son producto de colaboraciones recibidas por parte de los lectores y los publico a manera de información pero en ningún momento puedo asegurar la efectividad de los mismos ni puedo responder a ningún tipo de duda que tengáis sobre ellos ya que los publico tal y como los recibo.

    Un saludo

    Profesora Grahasta

  • Norma:

    Muy interesantes y completos éstos rituales
    Gracias por pasarnoslos!!!!.
    Norma.

  • Maria Helena:

    Muy buenos los rituales y tambien la fuerza que le demos para todo lo bueno.
    Muchas gracias

    Maria Helena

  • MARTHA LUCIA:

    ESTO ES ESPECTACULAR! ME ENCANTA, QUE BUENO QUE LA PROFESORA GRAHASTA ME PUDIERA AYUDAR.GRACIAS Y FELICIDADES PARA TODOS LOS QUE SIGUEN ESTE AGRADABLE ENLACE

Deja un comentario

Categorías